El comercio en la caza

25 junio 2012

Hemos escuchado al presidente de todos los cazadores federados, abogar por la caza cifrando los números que anualmente aporta y distribuye en el ámbito rural. En la pasada edición de Ibercaza, la feria de la caza y la pesca de la provincia de Jaén, escuchamos a Andrés Gutiérrez Lara declarar ante la Agencia EFE que la caza generaba en España en torno a los seis mil millones de euros. A priori puede parecer una cifra inflada, pero si lo pensamos detenidamente, veremos que no es así.

Entre sus afirmaciones ante los periodistas, también objetó que la caza creaba 120.000 puestos de trabajo, entre temporales y fijos, y que era una actividad desarrollada por aproximadamente un millón de cazadores, entre los que había 750.000 federados. Cifras importantes para una actividad considerada como uno de los deportes más importantes de nuestro país.

Leer el resto de esta entrada »


Una temporada de caza más…

5 febrero 2012

Una temporada más me ha curtido el cuero, acogiéndome en su regazo, dejándome plasmar mis inquietudes, mis novatadas y mis aprendizajes en su recuerdo.

Ahora que ha pasado, por aquella costumbre humana de no apreciar lo que tenemos, es cuando más la respeto y la valoro. Quizá sean esos enseres melancólicos que abundan a uno cuando se acuerda de esas jornadas entre amigos, de esas faenas perrunas o de esas broncas, que nunca faltan, cuando voy de caza acompañado por mi padre… porque aunque sea la persona que más me enerva cuando llevo la tizona a cuestas, también es la persona que más me sabe entender y que más estacazos se lleva sin tener porqué.

Leer el resto de esta entrada »


Dejándonos enseñar por lo bueno de los antiguos

29 octubre 2011

Pertenezco a ese tropel que se deja enseñar por los antiguos. Maestros que en muchas ocasiones no pisaron una escuela, pero que aguardan en su lomo una embocadura de sabiduría que maduró durante décadas, dejándose madurar por el tiempo como los buenos vinos.

Más que cazadores, eran víctimas de la caza, ese tipo de caza que permitía llevarte un trozo de carne a la boca y que aportaba unos nutrientes que permitían el desarrollo de las familias. Eran depredadores naturales que conocían las artimañas de la caza mejor que a sí mismos, observando y no dejándose observar, escuchando y no dejándose escuchar. Leer el resto de esta entrada »


Caza, compañerismo y amistad.

26 octubre 2011

Los nervios me extirparon el apetito y se apoderaron de mí como zagal que se presenta a los exámenes finales y se juega el pasar de curso o el seguir un año más en el mismo nivel, pero ni yo iba a ser examinado ni el profesor me iba a evaluar, tan solo iba a fructificar la invitación que mi amigo Jesús había realizado en varias ocasiones y que en este caso había resultado viable.

La tarde dio para poco más que la cansina conducción por autopista y cuatro llamadas telefónicas, pero la noche se alargo hasta altas horas de la madrugada viendo fotos, vídeos y recordando anécdotas. Habíamos decidido quedarnos a dormir en la finca de Jesús con el fin de llegar pronto al cazadero y cuando nos quisimos dar cuenta estábamos conduciendo con dos horas de sueño.  Leer el resto de esta entrada »


Los comienzos de temporada…

19 octubre 2011

A sabiendas de que la noche sería larga y de que las horas de sueño serían pocas o ninguna, me puse a preparar los aperos para la jornada que iba a inaugurar la temporada de caza 2011/2012.

Me empuñé las botas, me despijamé y me calcé la ropa que me vestiría la mañana siguiente. Me coloqué la canana, a esas horas ya preparada con los cartuchos que no gastaría y me sobrepuse el morral. El anhelo de esas mañanas frías en las que el campo se deja helar y a medida que el sol va saliendo, la jornada se vuelve más agradable me invadió por dentro, tras una vehemente espera.


Con mi querido Nerón a cuestas y con mi amigo Meteoro como compañero e instructor de la jornada, pasamos la mañana de caza con más pena que gloria. El aire nos acompañó durante toda la jornada y aunque refrescó respecto a los días anteriores, los perros acusaron su primer día de la temporada. Con el optimismo que me caracteriza para la caza y no para otras facetas del sendero biográfico, regresé a casa con una sonrisa de oreja a oreja por las dos o tres faenas que realizó el perrillo y con el come-come de no haber premiado el trabajo que realizó el animal en un terreno para expertos y con la corta edad de cinco meses.  Leer el resto de esta entrada »


Fuma, jode y bebe que la vida es breve

2 septiembre 2011

A partir de la Revolución Agrícola, allá por el año 10.000 a. C, el hombre fue dejando de habitar en el planeta de una forma nómada para reencarnarse en lo que a día de hoy conocemos como Sedentarismo.

El Nomadismo, a través de las migraciones para cazar, pescar o recolectar, permitió que el ser humano se extendiese por todo el planeta. Con la aparición de la agricultura y la ganadería, el ser humano se fue concentrado en una región concreta, surgiendo así las primeras ciudades y produciéndose un gran aumento demográfico.

El resquicio cazador se trasmitió a lo largo del tiempo y a día de hoy quedamos unos pocos bastantes supervivientes que disfrutamos de aquello que llevamos en los genes, de lo que nos hace profundamente humanos, la caza.

Ese resquicio cazador, a través de una extraña mutación, ha ocasionado que en el siglo XXI todavía existan nómadas que ni cazan, ni pescan, ni recolectan. Hablo de aquellos que van de aquí a allá arrendando fincas de caza, exterminándolas para, al año siguiente, dar la patada e irse en busca de otra. Leer el resto de esta entrada »


Dióxido de carbono, atrayente para mosquitos

9 agosto 2011

-¡Jooooo Mamá, los mosquitos me tienen acribillado!

-Eso es porque tienes la sangre muy dulce, hijo.

Tantos años siendo víctimas de las creencias populares y vienen ahora unos entomólogos de pacotilla a tirarnos por tierras nuestras más que probadas teorías sobre la dulzura de la sangre y los mosquitos.

Según afirman los científicos que han realizado el estudio, los mosquitos eligen a sus presas según la cantidad de dióxido de carbono que estas emitan; siendo en personas adultas mayor que en niños, y dependiendo en gran medida de la dieta y ejercicio físico que realice cada uno en su vida cotidiana. Leer el resto de esta entrada »


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 29 seguidores